jueves, 5 de julio de 2012

Deja la ira secar

¡Bienvenidos al rinconcito de mi alma!

En esta ocasión os dejo con una reflexión...

Mariana se puso toda feliz por haber ganado de regalo un juego de té de color azul.

Al día siguiente, Julia, su amiguita, vino temprano a invitarla a jugar.  Mariana no podía pues saldría con su madre aquella mañana.
Julia entonces pidió a Mariana que le prestara su juego de té para que ella pudiera jugar sola en el jardín del edificio en que vivían.
Ella no quería prestar su flamante regalo pero ante la insistencia de la amiga decidió, hacer hincapié en el cuidado de aquel juguete tan especial.
Deja la ira secar
Al volver del paseo, Mariana se quedó pasmada al ver su juego de té tirado en el suelo.  Faltaban algunas tazas y la bandeja estaba rota.
Llorando y muy molesta Mariana se desahogó con su mamá "¿ves mamá lo que hizo Julia conmigo? Le presté mi juguete y ella lo descuidó y lo dejó tirado en el suelo".
 
Totalmente descontrolada Mariana quería ir a la casa de Julia a pedir explicaciones, pero su madre cariñosamente le dijo, "Hijita, ¿te acuerdas de aquel día cuando saliste con tu vestido nuevo todo blanco y un coche que pasó y te salpicó de lodo tu ropa?  Al llegar a casa querías lavar inmediatamente el vestido pero tu abuelita no te dejó. 

Manchas de lodo-Deja la ira secar
  
 "Recuerdas lo que dijo tu abuela?  Ella dijo que había que dejar que el barro se secara, porque después sería más fácil quitar la mancha. 

Limpieza-Deja la ira secar

Con la ira es lo mismo, deja la ira secarse primero, después es mucho más fácil resolver todo".

Mariana no entendía todo muy bien, pero decidió seguir el consejo de su madre y fue a ver la televisión.
Ira-Deja la ira secar

Un rato después sonó el timbre de la puerta...  Era Julia, con una caja en las manos y sin mas preámbulo ella dijo, "Mariana, "recuerdas al niño malcriado, el que a menudo nos molesta?  Él vino a jugar conmigo y no lo dejé porque creí que no cuidaría tu juego de té pero el se enojó y destruyó tu regalo. 
Cuando le conté a mi madre, ella se preocupo y me llevó a comprar otro igualito, para ti.  Espero...... que no estés enojada conmigo.  No fue mi culpa".


Amistad-Deja la ira secar

 "No hay problema, dijo Mariana, mi ira ya se secó".  Dandole un fuerte abrazo a su amiga, la tomó de la mano y la llevó a su cuarto para contarle la historia del vestido nuevo ensuciado de lodo.

Un abrazo,
Rosa Macías

4 comentarios:

  1. Felicidades por el blog, por favor visita http://anticrisis2013.blogspot.com.es/2013/04/premiados-con-one-lovely-blog-award.html
    para recoger el premio al ¡One Lovely Blog award!

    Por supuesto no son obligatorios su recepción, porqué vuestro nivel es tal que no me extrañaría, tuvieras más galardones que el Madrid y Barca juntos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que hermosa lección de paciencia y tolerancia. En muchas ocasiones no dejamos secar la ira y luego lloramos las consecuencias. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué frase más bella has dicho:

      "No dejamos secar la ira y lloramos las consecuencias".

      Real como la vida misma, muchas gracias por tu comentario, me alegra mucho que te haya gustado.

      Me encantaria tenerte como miembra de mi blog, será un placer que te unas a este rinconcito de mi alma y ampliar contigo, mi círculo de amistades.

      Un abrazo,
      Rosa Macías

      Eliminar
  3. Muchas gracias, me siento muy halagada por haberte acordado de mi y haberme premiado.

    Lo que ocurre es que ese premio ya lo tengo y se considera no volver a recogerlo para no romper la cadena y que le llegue siempre a gente nueva.

    El detalle es lo que cuenta y ojalá la próxima vez, ambos nos demos más premios.

    Referente a nivel, el mio es pobre, jajaja es un equipo medio... pero ahí vamos luchando para conseguir mayor "status" a base de constancia, jajaja.

    Un abrazo e infinitas gracias de nuevo... la ilusión no hay quien me la quite, por haber sido premiada!

    Rosa Macías

    ResponderEliminar