viernes, 3 de agosto de 2012

Las 4 estaciones de la vida

¡Bienvenidos al rinconcito de mi alma!

Os dejo esta sencilla reflexión...
 espero que sepáis sacar la esencia de cada una de vuestras estaciones.

Las 4 estaciones de la vida

Sea la estación que sea, aprenderéis a buscar ese rayito de sol... que caldeará vuestras almas.

Había un hombre que tenía cuatro hijos.  El buscaba que ellos aprendieran a no juzgar las cosas tan rápidamente; entonces los envió a cada uno por turnos a visitar un árbol majestuoso de peras y que estaba a una gran distancia. 

EL PRIMER HIJO FUE A VISITAR AL ÁRBOL EN INVIERNO

invierno, las 4 estaciones, estaciones
Invierno-Las 4 estaciones de la vida
 EL SEGUNDO HIJO, FUE EN PRIMAVERA
Primavera-Las 4 estaciones de la vida

EL TERCERO, EN VERANO
Verano-Las 4 estaciones de la vida

Y EL CUARTO HIJO (EL MÁS JOVEN), EN OTOÑO
Otoño-Las 4 estaciones de la vida


Cuando todos ellos habían ido y regresado; él los llamó y juntos les pidió que describieran lo que habían visto.

- El primer hijo mencionó que el árbol era horrible, doblado y retorcido.

- El segundo dijo que no, que estaba cubierto con brotes verdes y lleno de promesas.

- El tercer hijo no estuvo de acuerdo, él dijo que estaba cargado de flores, que tenía aroma muy dulce y se veía muy hermoso, era la cosa más llena de gracia que jamás había visto.

- El último de los hijos no estuvo de acuerdo con ninguno de ellos, él dijo que estaba maduro y marchitándose de tanto fruto, lleno de vida y satisfacción.
  Entonces el hombre les explicó a sus hijos que todos tenían la razón, porque ellos solo habían visto una de las estaciones de la vida del árbol.

El les dijo a todos que no deben de juzgar a un árbol, o a una persona, por solo ver una de sus temporadas, y que la esencia de lo que son, el placer, regocijo y amor que viene con la vida puede ser solo medida al final, cuando todas las estaciones han pasado.

- Si tú te das por vencido en el invierno, habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano, y la satisfacción del otoño.
- No dejes que el dolor de una estación destruya la dicha del resto.  
- No juzgues la vida por solo una estación difícil.  
- Aguanta con valor las dificultades y malas rachas porque luego disfrutarás de los buenos tiempos, porque sólo el que persevera encontrará un mañana mejor.
Por favor, no permitáis que nada ni nadie
seque vuestra savia...
que brote pura llenándoos de vida.

Un abrazo
Rosa Macías

8 comentarios:

  1. Hermoso!!!! que te puedo decir Rosa, lo compartire. Gracias por este momento tan lindo que me hiciste pasar. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Angela, como siempre eres una mujer muy agradable y amable.

    El momento es mutuo y doble, por leerlo y leerte a ti.

    Un abrazo,

    Rosa Macías

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, John... siempre es un placer recibirlo.

      Te invito a formar parte de mi blog como miembro, me encantará verte entre mi círculo de amistades.

      Un abrazo y feliz comienzo de semana.

      Eliminar
  4. Muchas gracias por tu comentario, me hace mucha ilusión recibirlo. He visto que te has hecho miembra de mi blog... te doy la bienvenida oficialmente al rinconcito de mi alma, en el cual espero que te encuentres a gusto.

    Un abrazo y aqui me tienes para lo que necesites.

    Rosa Macías

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti por tu comentario, un placer recibirlo y si la verdad es que me impresionó cuando lo encontré rodando por internet y quise compartirlo con todos vosotros/as.

    Un abrazo y feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar